personal·poesía

Y vamos a volver….

Vamos a volver a abrazarnos,

a reír juntos al calor de los tragos.

Volveremos a reírnos,

a hacer nuestras las noches furtivas del verano.

Aunque todo parezca surreal,

aunque todo parezca en vano

volveremos a amarnos,

juntos

en recuerdos llanos

de alegrías

Y de llantos.

Y vamos a volver a disfrutarnos

como antes,

o quizás

como nunca antes.

 

Sara Rico-Godoy.

bitacora·personal

Día -ya perdí la cuenta- de cuarentena

 

Ilustración de Paula Bonet

La vida nos ha cambiado a todos. Una pandemia azota el mundo este año y muchos planes, viajes, sueños que estaban por cumplirse se han esfumado, se han borrado y ahora nos damos cuenta que tenemos demasiado tiempo entre nuestras manos para conocernos y dedicarnos a nosotros y a nuestros seres queridos; pero no nos gusta, nos asusta ver quienes somos realmente -y los demás- y lo que mentalmente nos causa el ocio.

Los que ya eran sociables se deprimen; los que no lo eran, ahora lamentan no haberlo sido antes. Nos vuelve locos el encierro. Entonces ahora imagínense un ave, un león, un mono, todos enjaulados a lo largo de sus vidas. Hay mucho que reflexionar. Y qué bien por los que tenemos el privilegio de quedarnos en casa y tener acceso a una computadora, a una conexión buena de internet y así trabajar desde la casa, nos siguen pagando, todo está bajo control. Pero ¿Y las personas que deben salir para comer? Dejemos de ser los jueces de los demás, especialmente de los pobres, “Que son muchos/ y por eso/ es imposible olvidarlos”, como dijo alguna vez el poeta Roberto Sosa.

Ahora hablando de mí, actualizándolos un poco sobre mi vida, pues estoy bien. Aquí, tratando de adaptarme a dar clases en línea, con el corazón contento en medio de todo porque, les tengo buenas noticias: ¡Aprobé mis exámenes de doctorado! y ahora ya soy candidata a Doctorado. Para los que no entienden esto último, les explico. Uno no es candidato a ser Doctor hasta que no cumple con ciertos requisitos como tomar un determinado número de créditos (que se traducen en un número específico de clases), lo que normalmente toma de 3 a 5 semestres, ese es el modelo de los Estados Unidos, entiendo que en otros países esto es diferente. También, uno debe aprobar unos exámenes de comprensión o de grado, los que generalmente llevan un largo de tiempo de preparación y de realización (mi proceso de preparación fue de dos años, el de realización fue de un mes, aproximadamente). Por eso mi ausencia del blog, apenas el lunes tuve la noticia de que aprobé, así que por eso estaba algo alejada. Espero que esto lo explique. Ahora se supone que ya solamente debo cumplir con el requisito de la disertación, que no es poco. Pero, tendré alrededor de 2 años para cumplirlo y espero escribir algo decente que realmente aporte a los estudios de la literatura centroamericana.

Tengo la esperanza de que después de todo esto, y con la cuarentena obligada, podré dedicar más tiempo a mi pluma y a este blog, así que esperen más de mí por el momento.

Los abrazo.

Sara Rico-Godoy, Candidata a Doctorado 🙂

 

personal·poesía

8 de marzo

7846172504_c2857b2e26_o
Ilustración de Paula Bonet

Escribo mi nombre

En el buscador de google

Lo escribo junto a la palabra “hallada”

y ahí está.

Lo veo,

es mi cuerpo

degollado y silenciado.

Nunca más las risas y los juegos,

Nunca más los besos

Nunca más las alegrías

nunca más la vida.

 

Tengo miedo

Tengo miedo.

De parir y que sea niña.

Tengo miedo

Tengo miedo

De salir y que sea la última.

Tengo miedo,

Todo el tiempo todo el día.

Ser mujer

no debería darme miedo.

 

Sara Rico-Godoy.

 

poesía

I do too

Ilustración de Arianna Varo

They look down,

I do too.

They have cried,

I cry too.

Many questions, many times

No answers,

No signs

Of love around this

Silhouette that I see

Everyday in my dreams.

While I wake up in these screams

Seeing her

Seeing me,

Not understanding what it means

To feel lost,

To not feel free.

Because they forget

They don’t see

What I do when I’m here

All alone, just with the wind

All alone, just with my feelings

All alone, just with these thoughts

In my head

They won’t shut up.

And they won’t forgive

My decisions, the wings

That I used to fly away.

But what I didn’t see

Is that I paid

A high price for what I get

Freedom, yes! safety, yes!

And solitude…yes.

YES.

They grieve,

I do too.

I have lost someone too.

Sara Rico-Godoy.

personal·poesía

Tu país

Image result for sara herranz illustration
Ilustración de Sara Herranz

En este viaje

lleno de maletas de ilusiones y promesas fugaces

en tu país

me decidí quedar.

Me enamoré de sus calles de pensamientos,

De sus avenidas transitadas de cicatrices

Me enamoré del bullicio de tu alma,

La plaza de tu sonrisa.

Me convencieron las lunas de tus noches

a veces llenas, a veces menguantes.

Me enamoraron los amaneceres y ese sol

siempre resplandeciente

de sueños.

 

Y hoy y hasta que viva aquí me quedo

Me siembro en tus tierras fértiles de vida.

Espero bajo este árbol cada nuevo atardecer cálido

Lleno de los sonidos que salen de tus latidos

y de las alegrías que emanan de tu existir.

 

Sara Rico-Godoy.

poesía

45

illustration-henn-kim-11-805x805
Ilustración de Henn Kim

Silencio

Es lo que escucho.

No hay nada que decir, no hay nada que escribir.

A veces solo soy átomos coincidiendo

en una existencia barata.

No quiero ni debo escribir nada

no siempre brotará de mis poros alguna sonata.

No siempre tendré que decir.

¡Ah! la paradoja

del que no quiere hablar,

pero dice mucho al callar.

¡Y que mis versos no te digan nada!

Ya no me importa.

 

Sara Rico-Godoy.

 

bitacora

Pensamientos de domingo por la noche 02.02.2020

Painting by Duy Huynh

Pensando en los contrastes de mis domingos, uno feliz y celestial; otro doloroso y frustrante. Así es mi vida como estudiante. Las alegrías son patrocinadas por las pequeñas cosas y las frustraciones por las grandes, por esas que definen un antes y un después en mi vida. Quizás como en todo solo deba dejar que las cosas sigan su curso y fluyan de la mejor manera.

He llorado por cuatro días seguidos.

Mi pareja solamente me abraza y me da mi espacio. A veces me da terror que se canse de todo esto y se vaya. Trata de hacerme reír con la cosas más simples…y funciona, sí, por un rato. Luego el dolor de espalda crónico, las preocupaciones y la ansiedad empañan el panorama y me siento caer en ese hoyo de donde a veces se me hace difícil salir.

Y extraño a mi familia, mi vida antes de esto…

Pero me limpio las lágrimas y continúo con los planes de clases, las lecturas, la pregunta universal que dará rumbo a mi disertación, la calificación de exámenes, los emails…

La vida.

Sara Rico-Godoy.

poesía

44

Ilustración de Manuele Altieri

¿Cómo le decís al cuerpo que aguante?

Que siga adelante

Aunque nada parezca

Tener sentido,

Aunque nada parezca

Servir de nada.

Si al ver la pared solo están las arañas

Si al querer sonreír

Solo están las ganas.

Sara Rico-Godoy.

bitacora

Pensamientos de un domingo por la noche 26.01.20

Ilustración de Kim Rose

Mi día acaba satisfactorio y feliz. Por un momento me olvido de lo rápido que se me está yendo la vida, de los pendientes, de las deudas, de los exámenes que pronto vienen y de aquellos que no están y que extraño.

Es un domingo en que no me duele que el lunes ya casi llegue. Por algún motivo respiro, sonrío y no siento un peso más en mis hombros. Aquel dolor de espalda -que me ha venido a raíz de la pesada mochila- se desvanece y solamente me siento en el sillón a ver mis series favoritas, a recibir los mensajes de los que me quieren y a verlo sonreír a él, a mi compañero de vida, el que hace que mis días sean distintos y el que me pinta un cuadro de un paisaje prometedor.

Sara Rico-Godoy.

poesía

A veces vuelve

35d8eefbe19da05a57abe3c24839db84
Arte de Alla Tsank

A veces vuelven por las noches

el rechazo y el llanto

de recuerdos

que inexplicablemente

se atraviesan en mi día.

 

A veces aparentemente

vuelvo a ser aquella niña

sola y aturdida

que extrañaba y carecía,

la que vio la pared

de frente muchas veces

y se inventó historias

para tener una vida.

 

A veces callo simplemente,

a veces no quiero decir

lo que ahogan mis miedos.

A veces la nostalgia es mi socia

la compañera presente.

 

A veces cuando tu burla

envuelve mi mente

la burlada regresa

carcajeante.

Cuando me atacas a mí

y a los que quiero

vuelvo a ser aquella

que bajaba la cabeza

y lloraba en silencio,

sola,

durante el recreo.

 

Sara Rico-Godoy*