literatura·poesía

Invierno

Ilustración de Anuka Baratashvili

Es él,

Llevátelo.

Me congela los huesos,

la vida y los deseos de terminar

con este constante ir y venir de fechas límites,

con el ejercicio de la carne,

del cerebro.

Es el invierno,

noche a noche me susurra palabras inertes

que gozan de la claridad del sinsentido.

que nacen y renacen una a una

que mueren y reencarnan en lirios color radiante.

No quiero despertar de estos sueños fosforescentes,

ni mover los dedos de la mano uno a uno

no puedo respirar el aire frío

que me congele los pensamientos

o mis ganas de abrazarte,

noche a noche

en mis recuerdos,

fríos.

Sara Rico-Godoy*

Anuncios