Movie reviews

Movie Reviews: I, Tonya.

image1.jpg

Calificación personal: 10/10

Escribo esta reseña con un buen sabor de boca después de haber presenciado el excelente desempeño de Margot Robbie personificando a Tonya Harding.

La película I, Tonya, dirigida por Craig Gillespie y producida por Margot Robbie, relata la vida de la patinadora artística Tonya Harding, incluyendo aspectos de su vida como atleta, como hija y mujer abusada, y finalmente como paria de la sociedad ante el bien sonado escándalo protagonizado con la patinadora Nancy Kerrigan.

La película se va desenmarañando en dos niveles narrativos, por un lado vemos las numerosas entrevistas realizadas a Tonya, su madre, Jeff Gillooly su ex esposo; y por otro lado vemos el desarrollo de las secuencias visuales de forma cronológica, desde el comienzo de Tonya en el patinaje artístico, hasta su caída en el anonimato. Es necesario apuntar que esto es algo muy difícil de lograr en un largometraje de más de una hora y media, pero Gillespie y todo su equipo logran realizar un trabajo visual impresionante. La fotografía de la película es fenomenal, los colores y las secuencias están claramente marcadas con un tono irónico, el que hace de esta película una comedia deportiva oscura y cargada de honestidad.

En cuanto a las actuaciones, Margot Robbie y Allison Janney se llevan todos los méritos en el filme. Janney incluso fue galardonada con un premio de la academia el pasado febrero de este año. Ambas actrices sorprenden por las impactantes transformaciones físicas y por las escenas violentas que comparten juntas. Robbie tuvo que entrenar durante meses, e incluso fue capaz de realizar algunas de las escenas de patinaje que se observan en la película. Pero, y esto es algo digno de reconocerles al equipo de trabajo en este filme, el famoso triple axel realizado en la competencia nacional de 1991 fue obra completa de la edición digital, ya que fue muy difícil encontrar una patinadora que estuviera dispuesta a realizar el tan arriesgado salto.

Una de los aspectos que más gusta de esta película, es que jamás se trata de presentar a Tonya como una mujer buena e inocente, al contrario, se nos presenta como realmente es: una redneck con personalidad explosiva y siempre lista para pelear por sus sueños y defender sus opiniones. Incluso hablando del sonado ataque hacia Nancy Kerrigan, planeado por el ex esposo de Tonya, Jeff Gollully; vemos a una Tonya expuesta y contando su verdad de los hechos, sin miedo al que diran, recuperando un poco de respeto por parte de los medios, después de que decidieron enterrarla por más de 24 años. Si no saben de qué escándalo hablo sigan este enlace aquí y verán la infinidad de videos que existen sobre esto, fue un incidente muy popular durante la década de los años 90.

Hay tanto que decir sobre esta película, pero temo que mi entrada sea demasiado larga. En conclusion, recomiendo ver esta película para entender un poco mejor el lado de la historia de Tonya, y también para comprender como ella también fue una víctima. No tengo nada malo que decir sobre este film. La he disfrutado mucho y desde ya es una de mis favoritas.

Sara Rico-Godoy*

 

 

Anuncios
Artículos·Movie reviews

Movie Reviews: Beatriz at dinner, película de Salma Hayek

maxresdefault

Calificación personal: 7/10
Película disponible en Hulu, Youtube y Amazon video.

Beatriz at dinner, es una película de 2017 dirigida por Miguel Arteta, con Salma Hayek como protagonista.

Beatriz es una masajista y curadora de Los Ángeles quien conduce hacia la mansión de una de sus clientes, Cathy.  Al querer volver a su casa, su Volkswagen deja de funcionar, y Beatriz recibe una cordial invitación por parte de Cathy para quedarse a la cena que ella está preparando para sus conocidos.  Lo que aparenta ser una inocente cena de negocios, pronto se convierte en un circo donde los invitados comienzan a mostrar sus lacras superficiales, ayudados por el vino. Beatriz se ve envuelta en una guerra de palabras y condición socioeconómica contra Doug Strutt, lo cual escala y desciende en un final mortal.

La película cuya trama es un poco confusa, es catalogada como una “comedia oscura” debido al humor negro y satírico en el film. A pesar de sus numerosas nominaciones y premios otorgados por festivales internacionales, la película ha tenido calificaciones bajas, un 74% en Roten Tomatoes, y un 6.1 en IMDb. La razón ha de ser muy simple: la película es cruel, y crudamente honesta, tal brutalidad no es algo de agradar para los estadounidenses, pues la crítica principal está dirigida hacia ellos específicamente.

Si bien la historia carece de verosimilitud (ya explicaré por qué), es una película importante para entender la problemática y el sufrimiento que viven los inmigrantes en un país como Estados Unidos. El filme aborda temas que están muy latentes hoy en día, tales como el de migración, el racismo, la superficialidad, el consumismo y el capitalismo.

La película cuenta con una gran dirección, excelente fotografía y actuaciones dignas de aplaudir como las de Salma Hayek y Connie Britton. Existe mucho arte en algunas de las secuencias que vemos en la película, como la del lago donde Beatriz viaja en Canoa, o la escena final cuando vemos a Beatriz frente al mar, de forma muy poética.

Ahora, el guión cinematográfico es confuso y no ayuda a establecer un género específico para la película. Muchos de los discursos dentro de la obra se convierten en estereotipos muy poco elaborados (aunque si este era el punto, se aplaude) por lo que se pierde la verosimilitud de la obra. Por ejemplo, Doug al ser el multimillonario, se presenta como un hombre frío y sin escrúpulos, que incluso parece ser un hombre con poca inteligencia y de poco tacto; su esposa es la típica ama de casa, sumisa y que no pone objeción a las diferentes ofensas de su marido. Y Beatriz, al ser la inmigrante de origen pobre, es tímida y tiene una acento marcado al hablar inglés, tomando en cuenta que ella vive en los Estados Unidos desde que es una niña. Con estos personajes es claro distinguir los buenos de los malos, por lo que los personajes pueden presentarse como obvios y sin profundidad.

Hacia el final de la película observamos que el guionista pretende hacer una inversión de personajes al presentar a la protagonista como la posible asesina que acabará con la vida del malvado multimillonario. Pero esta subversión no logra darse debido a que el guionista toma la decisión de dejar este asesinato en la mente de la heroína, la cual finalmente se quita la vida siendo este final motivo de completa decepción para cualquier cinéfilo.

Pero, analizando la película como un todo, es imposible dejar pasar la importancia y vigencia de su historia en el mundo actual, Beatriz es la representación de todo inmigrante en Estados Unidos que es víctima del racismo y el rechazo social, y de alguna forma el personaje de Doug Strutt es el Donald Trump, y quizás esta alegoría es la que otorgue más valor a la película y la razón por la que es necesario verla.

Sara Rico-Godoy*